Infecciones del tracto urinario

Infecciones del tracto urinario

Doctor Norberto Bruno, Especialista en NefrologíaUna realidad que afecta en un mayor porcentaje al sexo femenino, y que se puede presentar de diferentes maneras.
La infección del tracto urinario (ITU) es la invasión microbiana del aparato urinario por gérmenes que sobrepasan los mecanismos de defensa del huésped. Bacterias, hongos y algún protozoo, son los agentes causantes. Así lo explicó el Doctor Norberto Bruno, Especialista en Nefrología, y señaló que por razones fundamentalmente anatómicas, es 10 – 50 veces más frecuente en mujeres.
El 95% de la ITU se producen por vía ascendente y por gérmenes procedentes del reservorio intestinal; y el 8% por vía hematogena y en donde suelen hallarse gérmenes distintos a los del intestino.

Presentaciones de la ITU
El Doctor explicó que la infección del tracto urinario puede presentarse como bacteriuria asintomática, cuando cursa sin expresión clínica; como cistitis, la más común de las ITU y que se da de manera especial en las mujeres, cuando la infección se asienta en la vejiga y no afecta al riñón; como pielonefritis aguda, en donde la infección afecta este órgano mencionado, y se caracteriza por fiebre y dolor lumbar; como prostatitis, es decir, que la infección está localizada en la próstata, y se presenta como dolor suprapúbico o perineal, con dificultad para orinar y fiebre; y como epididimitis aguda, la cual afecta al varón joven y se manifiesta con dolor en hermiescroto y fiebre.

Diagnóstico y tratamiento
El diagnostico se realiza con la anamnesis, examen clínico, sedimento urinario y urocultivo. Una vez detectado el proceso inflamatorio a través del sedimento y con el urocultivo en marcha, se comienza un tratamiento antibiótico tratando de cubrir gérmenes gram (-), que son los que más comúnmente producen la infección del traco urinario.
Con el urocultivo, explicó el Doctor Bruno, se confirma el tipo de germen y su sensibilidad al antibiótico.Hay que tener en cuenta que situaciones especiales, como es el caso de mujeres embarazadas, pacientes portadores se sonda o catéteres, diabetes o inmunocomprometidos, requieren un tratamiento distinto adaptado a la situación de cada uno.

Fuente: LA REVISTA de la Clínica Regional del Sud S.A. Año 5 Número 45, Junio de 2013