Medicina Nuclear

Medicina Nuclear

Se trata de una especialidad médica que se puede utilizar tanto para estudios diagnósticos como para tratamientos de enfermedades, con riesgos muy bajos en comparación a los beneficios.   

La Medicina Nuclear es la utilización de la energía nuclear, mediante el uso de trazadores radiactivos, a los fines del diagnóstico, el tratamiento y la investigación en el campo de la medicina y la biología. Así lo explicó la Doctora Ivanna Sosa Silva, Especialista en esta área;“se trata de una rama que estudia la anatomía y función de los órganos y sistemas por la detección de radiaciones gamma emitidas por una sustancia radiactiva administrada al paciente, su procesamiento y digitalización por equipos especiales, y su transformación en imágenes que brindan información anatómica y funcional del órgano o sistema en estudio”, señaló.

Esta especialidad médica emplea técnicas seguras, prácticamente indoloras y con un alto índice costo/beneficio, para obtener información funcional y anatómica detectando, de esta forma, alteraciones con precocidad; hecho que repercute significativamente en la eficacia de los tratamientos en forma más temprana y efectiva. Hoy en día, la Medicina Nuclear, ofrece procedimientos útiles en todas las especialidades de la medicina, desde Cardiología a Neuropsiquiatría. Existen aproximadamente casi cien evaluaciones distintas y, prácticamente, casi no hay órgano que no pueda ser explorado mediante sus técnicas.

El estudio

Los radiofármacos utilizados están formados por un transportador y un isotopo radiactivo o por un radionucleído especifico que es administrado por diversas vías, se distribuye en el organismo dependiendo de la biodistribución del radiofármaco empleado y, detectado por un equipo llamado Gamma Cámara, es almacenado en un procesador o computador. Seguido de esto la Doctora manifestó que posteriormente se procesa la información obteniendo imágenes de todo el cuerpo o del órgano en estudio. Estas imágenes, a diferencia de la mayoría alcanzadas en radiología u otras técnicas de diagnostico morfológico, son funcionales y/o metabólicas.

Hay que tener en cuenta en este sentido, que los estudios diagnósticos de Medicina Nuclear no son peligrosos y liberan pequeñas cantidades de radiación hacia el organismo y el medioambiente. Expresado de diferente manera, proporcionan una información esencialmente funcional del órgano estudiado, a diferencia del resto de las técnicas de diagnostico por imágenes, tales como la Tomografía Axial Computarizada, la Resonancia Magnética, la Ecografía, entre otras, que mayormente ofrecen información estructural o anatómica.

Desde el punto de vista terapéutico, la Medicina Nuclear tiene sus principales aplicaciones en el Cáncer de Tiroides, el Hipertiroidismo y el Tratamiento del dolor Óseo de origen Metastasico. Los procedimientos terapéuticos con radionucleídos, y se realizan con emisores de radiación Beta, generalmente de energía elevada que se concentran en la estructura corporal deseada (órgano blanco).

Beneficios

La Doctora destacó que los exámenes de de Medicina Nuclear ofrecen información que es única, incluyendo detalles sobre función y estructura, y a menudo inalcanzable mediante otros procedimientos de diagnostico por imágenes. Asimismo, para muchas enfermedades, las exploraciones proporcionan la información más útil, necesaria para llevar a cabo un diagnostico o para determinar un tratamiento adecuado.

Por otra parte, es menos costosa, y puede rendir información más precisa que la cirugía exploratoria. Ofrece, además, la posibilidad de identificar enfermedades en sus estadios tempranos, en general antes de que aparezcan los síntomas o de que las anormalidades puedan ser detectadas con otros métodos de diagnostico.

Debido a que pueden detectar con cierta precisión si una lesión es benigna o maligna, con las exploraciones por PET es posible eliminar la necesidad de una biopsia quirúrgica, o identificar el mejor sitio para una. También, debido a las pequeñas dosis del radiotrazador administradas, los procedimientos de diagnostico de Medicina Nuclear tienen como resultado una relativamente baja exposición del paciente a la radiación, menor que un examen de Radiología, pero aceptable para los exámenes diagnósticos. Por ende, el riesgo de radicación es muy bajo en comparación con los posibles beneficios.

Los procedimientos diagnósticos se han utilizado por más de cinco décadas, y no se conocen efectos adversos a largo plazo provocados por dicha exposición a bajas dosis. En el caso de los procedimientos terapéuticos de Medicina Nuclear, los riesgos del tratamiento son evaluados contra los posibles beneficios. Es así, que se le informará sobre todos los riesgos significativos antes de la realización del mismo.

La posibilidad de efectuar estudios de cuerpo entero en un solo examen, es otro de los beneficios, así como la realización del estudio no dependiente del operador.

Contraindicaciones

Hay que tener en cuenta que las mujeres siempre deben comunicar a su médico o radiotecnólogo si existe alguna posibilidad de que se encuentre embarazada o lactando. Sosa dijo que en el caso del embarazo, toda radiación tiene posibles efectos secundarios.  Hay una cantidad muy pequeña de radiación en el marcador ingerido durante este examen. Las mujeres que estén amamantando o que estén embarazadas deben hablar con el médico tratante acerca de los riesgos que puede correr el feto o el bebé antes de someterse a este examen. El médico generalmente tendrá en cuenta las inquietudes con relación a los efectos secundarios de la radiación cuando ordena el examen, pero los beneficios de tomarlo, por lo general, superan de lejos a los riesgos.

 

Fuente: “La Revista” de la Clínica Regional del Sud. Año 5 – Número 46 – Agosto de 2013