La salud visual de los niños

La salud visual de los niños

Las enfermedades de la visión suelen ser bastante frecuentes en los niños. Detectar a tiempo estos trastornos es fundamental.

Son varios los factores que influyen en un adecuado rendimiento escolar. Uno de los elementos clave es la visión, puesto que es el sentido por el que se recibe la mayor cantidad de información.

En numerosas ocasiones los niños no se quejan, pero hay algunas actitudes que pueden hacer sospechar si existe algún problema que no puede pasar desapercibido  es por ello que los papás deben estar atentos a las evidencias de la mala visión de sus hijos. Cuando los problemas de la vista se tratan a tiempo, generalmente pueden remediarse.

Se recomienda a los papás de niños en edad escolar prestar especial atención a los siguientes signos:

– Los niños a edades tempranas no suelen avisar de problemas visuales. Para detectarlos, uno de los principales síntomas son los dolores de cabeza constantes.

– Observe si se acerca demasiado para ver la televisión, se queja de ojos cansados, comprime los ojos para ver algo que está alejado, tiene dificultad para correr, se tropieza o presenta excesivo lagrimeo y escozor en los ojos.

– Otros síntomas son los guiños constantes, el enrojecimiento ocular, tortícolis, orzuelos frecuentes, inclinación de la cabeza hacia un lado o una mala coordinación del ojo con la mano.

– Entre los escolares, las señales más habituales de que algo va mal son la falta de atención, la dificultad de leer a distancia, la pérdida de interés por la lectura y los estudios, la lectura lenta, las líneas saltadas o releídas, los giros extraños de las palabras, la incapacidad de recordar lo que ha leído, la cara muy cerca al leer o escribir, y la fatiga constante, nerviosismo, irritabilidad, u otro comportamiento anormal, etc. también la mala caligrafía (escritura con letras demasiado grandes o pequeñas o muy inclinadas).

¿Has notado alguno de estos síntomas en tus hijos?