SMLM, Recomendaciones para una lactancia exitosa

SMLM, Recomendaciones para una lactancia exitosa

Para amamantar, es importante que la mamá esté motivada y tranquila, y el bebé, sostenido y seguro. Hay distintas posiciones para amamantar  y es bueno ir variándolas. Sin embargo, cualquiera sea la posición, siempre es conveniente:

1 – Que la mamá esté cómoda y con la espalda apoyada

2 – Que el bebé sea llevado al pecho de la madre, y no el  pecho al bebé.

3 – Que el bebé esté bien prendido al pecho: con la boca abierta abarcando toda la areola del pezón y no solamente el pezón. Si el bebé se prende mal se puede masajear el mentón como si fuera una caricia y abrirá la boca solo. Si el bebé está succionando no conviene sacarlo a la fuerza porque lastima el pezón. “Para evitar lastimaduras, introduzca suavemente un dedo limpio en la boca del bebé, entre la mandíbula superior y la inferior.”

4 – Que la cabeza y el cuerpo del bebé estén alineados con el abdomen de su mamá (“panza con panza”); el bebé no debe estar curvado ni “enrollado”.

5 – Que la cara del bebé esté frente al pecho de la mamá, y su nariz contra el pezón, mirando a la madre.

6 – Que todo el cuerpo del bebé quede sostenido en el regazo materno (y no sólo la cabeza o las nalgas).

7 – Que la mamá mire al bebé a los ojos, ya que a través de la mirada se intercambia afecto.

8 – Que se alimente al bebé cada vez que lo pida, día y noche, lo que se llama “lactancia a demanda”. Los bebés piden cuando tienen hambre y esto favorece que la madre produzca la leche que el bebé necesita.

9 – Que toda la familia colabore: aunque el papá no pueda dar el pecho puede ayudar levantando al bebé y llevándoselo a la mamá a la cama durante la noche o acunándolo una vez que terminó de tomar. También puede darle al bebé la leche materna que dejó la madre. 

Además es muy importante que la pareja aliente a la mamá a amamantar cuando ella esté cansada y desanimada, que la comprenda y le tenga paciencia, que exprese su aprecio por el tiempo que ella dedica al bebé y, que además, ayude con el cuidado de los otros hijos y con las tareas del hogar.

 

Fuente: Ministerio de Salud de La Nación