Apto físico escolar

Apto físico escolar

En febrero uno de los temas a resolver es la vuelta al colegio de los chicos y la obtención de los certificados escolares para ser presentados en los centros educativos.

En la mayoría de los casos, el pedido comprende clínica médica pediátrica, oftalmología y odontología, pero en algunos casos en los que el profesional médicoaparecen solicitudes de audiometría, análisis de laboratorio u otros estudios complementarios que el médico crea necesarios.

Además de cumplir con las instituciones educativas, estos certificados le permiten a los padres conocer el estado de salud de sus hijos, detectar posibles enfermedades y fomentar la cultura de la prevención.

Todo debe estar evaluado antes del inicio de clases.

 

¿Para qué sirve y en qué consiste la realización de un certificado de aptitud física?

La confección del certificado es uno de los pasos que se debe cumplir para la práctica segura de cualquier tipo de ejercicio físico y/o deporte. La Ley N° 139/98 obliga a los gimnasios a solicitar un certificado de aptitud física a las personas que realicen actividad física en sus instalaciones, escuelas y colegios se hicieron eco de su importancia y lo solicitan al comenzar las clases.

Practicar ejercicio físico sin saber si estamos en condiciones supone un riesgo y para disminuirlo es necesario el certificado de aptitud física. Además de seguir las pautas que recomiende el médico.

El certificado comprende tres áreas:

1) Clínico/pediátrica

2) Traumatológica

3) Cardiovascular

Esta última intenta identificar patologías cardiovasculares preexistentes y relevantes para reducir el riesgo asociado a la práctica del deporte.

 

Cabe destacar que para los niños sanos, sin antecedentes o patologías o sintomatología de afectación cardiovascular, no suele requerirse electrocardiograma para la realización de actividad física.
No obstante es en la adolescencia cuando, junto con el interrogatorio y el examen físico, se recomienda hacer un electrocardiograma. Cuando el informe del electrocardiograma es normal, no tiene indicación de ser repetido, excepto que el niño/adolescente presente alguna enfermedad con repercusión cardiovascular.
Estudios de mayor complejidad, solicitados para la realización de deportes de alto rendimiento, estarán a cargo del Cardiólogo.

 

 

 

Fuente: Infobae y otros