Artrosis, una de las enfermedades musculoesqueléticas más frecuentes en la mujer.

Artrosis, una de las enfermedades musculoesqueléticas más frecuentes en la mujer.

La artrosis es la más frecuente de todas las patologías reumáticas. Afecta a las articulaciones, y puede aparecer en cualquiera de ellas, aunque ciertas localizaciones son más habituales.

Es uno de los motivos de consulta médica más frecuentes sobre todo en la población de edad avanzada. La mitad de las personas mayores de 65 años muestran signos de artrosis en sus articulaciones, aunque no refieran síntomas.

Las articulaciones son las zonas en que un hueso se une a otro y para evitar el rozamiento excesivo entre ellas la naturaleza ha desarrollado una capa especial llamada cartílago.

El cartílago sano debe tener una consistencia suficientemente elástica para soportar las fuerzas de impacto entre los huesos; y presentar una superficie lisa para resistir las fuerzas de deslizamiento.

La artrosis es la pérdida por desgaste, de la cubierta de cartílago articular. En la mujer madura es frecuente su aparición en la columna vertebral, cadera y la rodilla, sin que la paciente recuerde ningún accidente previo. Es la llamada artrosis primaria, sin causa clara pero con una serie de factores que predisponen a padecerla, como es la obesidad.

La artrosis secundaria por el contrario se debe a una lesión previa, provocada por un movimiento brusco o por trabajos repetitivos. La consecuencia es una pérdida de la lisura de la superficie o del grosor de la capa en una determinada zona de ese cartílago. Con el tiempo esas irregularidades iniciales actúan como un “papel de lija” sobre el cartílago restante, desgastándolo.

Una lesión típica es la llamada “rizartrosis”, que afecta al pulgar. Una articulación artrósica duele al comenzar a moverla y si persiste el ejercicio disminuye el dolor para seguidamente aumentar más. También se va reduciendo la amplitud del movimiento y se notan crujidos. Metafóricamente hablando equivale a una puerta con las bisagras dañadas: cuesta más abrirla, cruje y no se abre del todo.

Artrosis