Mujer. La densitometría ósea

Mujer. La densitometría ósea

La densitometría ósea es una técnica que permite medir la densidad de calcio que tienen los huesos. Es una prueba muy útil para detectar la osteoporosis de forma precoz, y también sirve para evaluar la respuesta al tratamiento en las personas que la padecen.

Es una técnica fácil de realizar por su rapidez, costo y comodidad para el paciente, ya que no es dolorosa ni requiere ingreso en el hospital. Sin embargo, no está demostrado que sea necesario realizar esta prueba a todas las personas con riesgo de osteoporosis, sólo será útil realizarla a unos grupos concretos de gente.

La prueba suele realizarse sobre un único hueso, normalmente la cadera o las vértebras más inferiores de la columna vertebral. En algunos adultos y en los niños se realiza en todo el cuerpo. El aparato de medición consigue una imagen con la que detecta la cantidad de calcio del hueso y lo compara con los valores normales.

 

¿Cuándo debemos hacer una densitometría?

Hay grupos de personas concretas en las que la densitometría parece ser una prueba beneficiosa para valorar la pérdida de densidad ósea, el riesgo de fractura o la respuesta al tratamiento médico. Algunas de ellos son:

  • Mujeres postmenopáusicas con síntomas severos, sin tratamiento hormonal y con poco consumo de estrógenos.
  • Mujeres postmenopáusicas que fumen o hayan fumado a lo largo de su vida, ya que el tabaco acelera la pérdida de calcio en los huesos.
  • Hombres y mujeres con enfermedades que asocien pérdida ósea (mieloma múltiple, diabetes tipo 1, enfermedades renales o hepáticas…).
  • Personas mayores que tengan antecedentes en su familia de fractura de cadera o columna vertebral.
  • Personas que consuman medicamentos que provoquen pérdida de calcio en el hueso (corticoides, antiepilépticos, alcohol, etcétera).
  • Cualquier persona que padezca hiperparatiroidismo, una enfermedad donde la hormona paratiroidea está elevada y hace que los huesos liberen el calcio que tienen hacia la sangre.
  • Personas que hayan tenido una fractura en cualquier parte del cuerpo después de un golpe no muy fuerte, lo que hace sospechar que tienen los huesos demasiado frágiles.
  • Niños que padezcan enfermedades genéticas que afecten a la formación del hueso, como la osteogénesis imperfecta.

 

¿Cuáles son los beneficios de la densitometría?

  • La densitometría ósea de DXA es un procedimiento simple, rápido y no invasivo.
  • No se requiere anestesia.
  • La cantidad de radiación utilizada es extremadamente pequeña (menos de un décimo de la dosis estándar de rayos X para tórax y menos que la exposición de un día a la radiación natural)
  • El examen de densidad ósea DXA es el método disponible más preciso para el diagnóstico de la osteoporosis y también se lo considera un exacto estimador del riesgo de fractura.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el examen de rayos X.
  • Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango de diagnóstico típico para este examen.

Densitometría Osea

 

Fuente: Radiologyinfo.org / Webconsultas.com / Nlm.nih.gov