El apoyo a la madre es esencial

El apoyo a la madre es esencial

La lactancia materna requiere aprendizaje y muchas mujeres tienen dificultades al principio. Son frecuentes el dolor en el pezón y el temor a que la leche no sea suficiente para mantener al niño.
La lactancia también tiene que ser fomentada y apoyada desde el ámbito laboral. Por eso la  OMS recomienda que todas las mujeres tengan derecho a una baja maternal de 16 semanas como mínimo, para que puedan descansar y amamantar a sus hijos. Muchas mujeres que vuelven al trabajo tienen que suspender la lactancia materna por falta de tiempo o de instalaciones adecuadas para amamantar o extraerse y recoger la leche en el trabajo. Las madres necesitan tener en su trabajo o cerca de él un lugar seguro, limpio y privado para que puedan seguir amamantando a sus hijos.

 

¿Qué pueden hacer los familiares y amigos para apoyar a la mujer durante la lactancia?
El amamantamiento es una tarea en la que deben involucrarse los padres, las familias, los amigos, los equipos de salud y la sociedad en general.

 

– Los papás pueden participar en la experiencia de la lactancia. Aunque nadie más que la madre pueda proveer la leche materna, es importante para la mamá y para el bebé si el padre o la persona de apoyo fomentan esta relación saludable. Pueden alentar a la mujer a amamantar cuando esté cansada o desanimada y expresar su aprobación y apreciación por el trabajo y el tiempo que le dedica a la lactancia.

 

– Generar espacios amigables para que las madres y bebés amamantados sean bienvenidos en todas partes. Tienen derecho a dar el pecho en escuelas, restaurantes, transporte público, centros de trabajo, visitando a los amigos, en el hospital o estando de compras.

 

– Los padres o compañeros pueden dar al bebé todo el cuidado como lo hace la madre. Pueden acunar, hablar, cambiar, bañar, dormir, jugar, cargar, etc. Ellos no pueden amamantar pero sí pueden darle al bebé, con taza o cuchara, la leche materna que dejó la madre.

 

¿Cómo seguir con la lactancia en el trabajo?

 

Encontrar el término medio para seguir amamantando al bebé y acudir al trabajo es posible y aunque requiere un poco de esfuerzo por parte de ambos, siempre vale la pena antes que destetar completamente al bebé por motivos laborales. Hacerlo significa restar beneficios tanto en la relación de la mamá con su bebé como en materia de nutrición.

 

Si a mamá le falta poco para reincorporarte al trabajo, estos consejos pueden servirle para que al bebé no le falte la leche materna.

 

Antes de volver al trabajo es recomendable:

– Ir acostumbrando al bebé a la mamadera para que otra persona pueda alimentarlo cuando mamá no esté.

– Conseguir un buen sacaleche, manual o eléctrico, que ayudará a la extracción de leche, que de vez en cuando deberá ofrecerla al bebé en una mamadera. Este paso es necesario para tener una buena provisión de leche, y para lograrlo es importante una estimulación regular, ya sea por el propio bebé o por el sacaleches, al menos por dos semanas antes de regresar al trabajo.

 

Una vez incorporada al trabajoes recomendable:

– Levantarse un poco antes para dar de mamar al bebé antes de irte a trabajar.

– Llevaral trabajo una bolsa de extracción de leche (las bolsas de lactancia están preparadas para almacenar la leche adecuadamente para que no se eche a perder). Servirá para dejarla en casa y que otra persona le ofrezca este alimento al bebé mientras mamá está en el trabajo.

– La leche humana puede conservarse en la heladera 2 días o congelarse. En caso de congelarla marcar la fecha de la extracción y meterla en el congelador lo antes posible. Para descongelar la leche simplemente debe colocarse el día anterior en la heladera.

– Al salir del trabajo, ofrecerle el pecho al bebé apenas tenga contacto con él. Así se establece un horario regular de tomas.

– Ofrecerle el mayor número de veces por la tarde y por la noche, antes de acostarse y, con la mayor frecuencia posible, en los días de descanso.

 

Dependiendo del tiempo que mamá esté alejada del bebé, quizás pueda reducir a una o dos el número de sesiones de extracción de leche en el trabajo. No obstante, debe tenerse presente que el llenado de los senos depende directamente de la demanda. Por tanto, cuanto mayor sea la extracción por parte del bebé o con el sacaleches mayor cantidad de leche tendrá mamá para su hijo.

Lactancia

 

Fuentes: Guiainfantil.com / Ministerio de Salud de la Nación