¿Por qué es bueno donar sangre?

¿Por qué es bueno donar sangre?

Más allá de tratarse de un acto de amor y solidaridad con el otro, donar sangre también es beneficioso para uno mismo, ya que permite que el fluido se renueve, por ejemplo.

Con cada persona que dona su sangre, se puede salvar la vida de varias personas, al menos tres, ya que se separan las plaquetas, el plasma y los hematíes y se realiza la transfusión a quién lo necesita.

Se trata de un acto de total solidaridad, generosidad y altruismo, siendo una acción desinteresada y muy benéfica. Recuerda que en algún momento de tu vida también puedes precisar sangre. A su vez, te garantizas un análisis completo de tu salud: tensión, grupo sanguíneo, detección de anemia, hepatitis B o C, sífilis, anticuerpos irregulares o HIV.

 

Beneficios de donar sangre

Los estudios clínicos han afirmado que ser donante es una buena alternativa para limpiar tu sangre, reducir las probabilidades de padecer ataques cardíacos y accidentes cardiovasculares. Los adultos con colesterol por ejemplo, encuentran en la donación de sangre una excelente opción para depurar los triglicéridos malos y que se formen buenos.

Además, permite que se eliminen las cantidades de hierro que “sobran” en el organismo, siendo muy bueno para el corazón y las venas, beneficiando a todo el aparato circulatorio. Donando sangre cada 6 meses durante 6 años, se reduce en casi un 90% la probabilidad de padecer enfermedades coronarias o circulatorias.

 

Fuente: mejorconsalud.com