Día internacional de la lucha contra transtornos alimenticios

Día internacional de la lucha contra transtornos alimenticios

Los trastornos de alimentación han existido siempre y hay descripciones de ellos en muchos relatos de la historia. El origen del síndrome en estos trastornos del comportamiento alimentario está relacionado con la biografía personal, el contexto familiar, los acontecimientos vitales y las presiones socioculturales. Los trastornos alimenticios son enfermedades que tienen mucho que ver con la imagen y percepción de uno mismo. Las más conocidas son la anorexia y bulimia, pero en la actualidad se han encontrado muchas más enfermedades derivadas de estas.

HISTORIA
A finales de Octubre del 2012, las administradoras de una página en Facebook creyeron que era momento de hacer algo para apoyar la lucha contra los Trastornos Alimenticios, la primera idea fue usar una pulsera o listón de color azul en la muñeca izquierda como el símbolo de la esperanza, la fé y la solidaridad.
Junto con el apoyo de otra página amiga, se propusieron dos días para la Celebración Internacional de la Lucha contra los Trastornos Alimenticios: El 18 y el 30, siendo esté último el elegido.
De esa manera, surge “30 de Noviembre, Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos Alimenticios”.
Se comenzó a difundir la propuesta así como la consigna de vestir ese día de azul y usar el listón.
El 30 de Noviembre, muchas personas de diversos países se unieron a la consigna, subiendo su fotografía a la red social Facebook así como mensajes de apoyo y solidaridad de sus amigos y familiares.

 

Bulimia

¿Qué es?

La bulimia es un trastorno alimenticio. Se caracteriza por la necesidad de comer grandes cantidades de comida en tiempos muy cortos (atracón) para, luego, vomitar y eliminar el exceso. A esta conducta le siguen períodos de poca ingesta o períodos de ayuno hasta que se vuelve a cometer otro atracón. Cada atracón, es acompañado por un sentimiento de culpa que debe compensarse con vómitos o la ingesta de laxantes o diuréticos.

La persona con bulimia está obsesionada por su apariencia física y con la necesidad de adelgazar. Sufre a su vez una distorsión de su propia imagen viéndose con más peso del real y no es consciente del riesgo que acarrean estas conductas destructivas.

Al igual de lo que ocurre con la anorexia, esta relación con la comida es sólo una manera de lidiar con la ansiedad y el estrés. El atracón con comida y el acto posterior de vomitar, alivia la tensión y le genera bienestar, momentáneamente. Le brinda la sensación de tener el control.

¿Cuáles son los síntomas?

Los episodios de atracón y vómitos son el síntoma típico. Debe darse durante un período de varios meses para que se considere que se está en presencia de la enfermedad.
A diferencia de lo que ocurre con la anorexia, las personas con bulimia pueden estar dentro de los parámetros de peso saludables. Sin embargo la obsesión por la apariencia física, y el descontento por la propia imagen, son característicos.

Otras señales son:

  • La obsesión por la actividad física.
  • La necesidad de comer rápidamente.
  • La necesidad de comer a escondidas por vergüenza.
  • La necesidad de comer exageradamente hasta estar incómodamente lleno.

Esta enfermedad puede aparecer acompañada por otros desórdenes como ansiedad, depresión y/u otras adicciones.

¿A quiénes afecta?

En general afecta más a mujeres más que a hombres. Sin embargo ambos pueden ser víctimas de los distintos factores que pueden conducir a la enfermedad:

Presión por cumplir con ciertos modelos irreales de belleza.

Influencia de padres o amigos que adhieren a estos modelos.

Vivencia de hechos traumáticos y/o estresantes (como ser víctima de ataque o violación).

Baja autoestima.

¿Cómo se puede detectar?

Es importante estar alerta a las siguientes señales:

  • Uso excesivo (e indebido) de substancias para adelgazar, diuréticos o laxantes.
  • Ir repetidamente al baño.
  • Hacer actividad física en exceso.

En el cuerpo:

  • Hinchazón de la zona de la mandíbula.
  • Marcas en los nudillos de las manos (de meterse los dedos para inducir el vómito).
  • Dientes manchados (el esmalte se daña por el ácido del estómago).

Las personas bulímicas pueden desarrollar otra serie de enfermedades, producto de esta conducta autodestructiva:

  • Problemas cardíacos.
  • Presión alta.
  • Colesterol alto.
  • Diabetes.

¿Cuál es el tratamiento?

Se utiliza medicación específica según el caso y psicoterapia (individual o grupal). En los casos más graves, se requiere la internación del paciente para asegurar un plan nutricional adecuado y para evitar las conductas autodestructivas.

 

Anorexia

¿Qué es?

Es un trastorno alimenticio que altera la relación de la persona con la comida.
Se caracteriza por la obsesión de perder peso. La persona limita exageradamente la ingesta de alimentos al punto de poner en riesgo su vida. Se sufre además una distorsión de la percepción: la persona con anorexia se ve con sobrepeso, a pesar de estar muy por debajo de los parámetros saludables.
La anorexia no sólo representa un problema con la comida, sino que además, esconde una incapacidad de lidiar con otros problemas de estrés o ansiedad. El control ejercido sobre la comida calma momentáneamente estas tensiones.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más notorios son el rechazo a la comida y la insatisfacción con el propio cuerpo. Hacen una dieta muy estricta y están obsesionados por su apariencia. Tienen muy bajo peso y pueden a su vez obsesionarse con la actividad física. No son conscientes de su aspecto ni del peligro que representa su bajo peso para su salud. En el caso de las mujeres, otro síntoma, es la falta de menstruación o incluso la infertilidad.

Físicamente puede observarse:

  • Uñas y cabello frágil y fino
  • Piel seca y amarillenta
  • Tono muscular débil
  • Cansancio

Esta enfermedad puede aparecer acompañada por otros desórdenes, como ansiedad, depresión y otras adicciones.

¿A quiénes afecta?

Si bien puede aparecer en cualquier momento de la vida, mayoritariamente suele darse en la adolescencia entre los 14 y los 18 años. Afecta tanto a mujeres como a hombres, pero las víctimas suelen ser preponderantemente adolescentes y mujeres jóvenes, especialmente atletas, estudiantes de ballet o de modelaje.

Los factores de riesgo que propician la enfermedad son:

  • Los modelos sociales de belleza alejados de parámetros saludables.
  • La influencia de familiares y amigos que recalcan estos modelos.
  • La falta de afecto y/o la presencia de otros conflictos afectivos.
  • El abuso sexual.
  • La baja autoestima.
  • La dificultad para enfrentar el estrés.

¿Cuál es el tratamiento?

Se utiliza medicación específica según el caso y psicoterapia individual o grupal. En los casos más graves, se requiere la internación del paciente para asegurar un plan nutricional adecuado y tratar los trastornos producidos por el bajo peso.