Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerir la lactosa.

La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas suelen presentarse luego de consumir leche o productos lácteos:

  • Distensión abdominal
  • Cólicos abdominales
  • Diarrea
  • Gases
  • Náuseas

 

¿Quiénes pueden padecerla?

En general se manifiesta a la edad adulta o a partir de los 5 años de edad.

Es bastante frecuente en adultos, sobre todos aquellos de ascendencia asiática y africana.

Los bebés prematuros a veces tienen intolerancia a la lactosa, pero no es común.

Algunas personas nacen con un defecto congénito que no les permite producir la enzima lactasa.

Hay muchas causas que producen deficiencia transitoria de lactasa que revierten tratando la enfermedad de base.

 

¿Cuál es el tratamiento?

Se debe consultar al pediatra o al médico clínico lo antes posible.

Existen fórmulas sin lactosa o con bajo contenido de lactosa y el tratamiento no implica suspender todos los lácteos, dado que por ej. el queso o el yogurt tienen muy poca lactosa.
En caso de enfermedades intestinales que producen deficiencia de lactasa se deben indicar en forma transitoria hasta la recuperación del intestino.

 

 

Fuente: Ministerio de Salud de La Nación