25/05 Día Internacional de la Tiroides

25/05 Día Internacional de la Tiroides

Qué es la tiroides?

La tiroides es un órgano que forma parte del sistema endocrino. Los órganos endocrinos son “glándulas” que están distribuidas por distintas partes del cuerpo y fabrican diferentes “hormonas”.  Estas hormonas son mensajeros que viajan por la sangre y llegan a los tejidos donde regulan múltiples funciones.

Podríamos decir que la glándula tiroidea es una “fábrica de hormonas” que viajan por la sangre y les dicen a otros órganos como tienen que comportarse.

La glándula tiroidea tiene forma de mariposa y está compuesta por dos lóbulos unidos mediante el istmo tiroideo.

Como curiosidad, el tiroides “sube al tragar”, lo cuál aprovechamos para detectarlo en la exploración física médica.

 

¿Cuál es la función de las hormonas tiroideas?

Las hormonas tiroideas viajan por la sangre y llegan a todo el cuerpo. Ejercen múltiples funciones reguladoras a nivel metabólico.

  • Están muy implicadas en el crecimiento y desarrollo fetal
  • Ayudan a utilizar energía y regulan cuanta se debe consumir
  • Regulan la temperatura corporal
  • Ayudan al funcionamiento de múltiples órganos como el cerebro, el corazón, los músculos, etc.

 

¿Qué puede fallar? Principales enfermedades tiroideas

1) Puede alterarse su función de fabricación de hormonas

Hipotiroidismo: Se fabrica poca cantidad de hormona tiroidea

Hipertiroidismo: Se fabrica demasiada cantidad de hormona tiroidea

2) Puede alterarse el tamaño

Bocio simple: Crecimiento del tiroides de forma regular

Bocio nodular y nódulos tiroideos: Crecimiento de nódulos

3) Cáncer de tiroides

Existen varios tipos con diferentes características. Más información sobre cáncer tiroideo

 

¿Qué puedo hacer para cuidar de mi tiroides?

Es fundamental una adecuada ingesta de yodo, sobretodo si estás planificando un embarazo. Alimentos como pescado, marisco, sal yodada, lácteos, legumbres, arándanos y brócoli son ricos en yodo.

Saber si en tu familia hay antecedentes de enfermedad tiroidea o si tienes factores de riesgo. Algunas situaciones predisponen a padecer enfermedades tiroideas, pregunta si tienes antecedentes familiares y consulta con tu médico.

Lo más importante, tener clara la importancia del tiroides en el embarazo y la lactancia. Las mujeres que tienen algún problema en el tiroides o que tienen factores de riesgo para padecerlo, deberían estudiarse la función tiroidea ANTES DEL EMBARAZO.

 

Diez síntomas de problemas de tiroides

 

  1. El colesterol demasiado alto o demasiado bajo

Si su colesterol está fuera de rango (alto o bajo) y la dieta y el ejercicio no ayudan, puede ser hora de considerar la posibilidad de un problema subyacente. Si toma medicación para el colesterol y no está funcionando, es el momento de revisar su tiroides. Es posible que tenga hipotiroidismo, o niveles bajos de la hormona tiroidea. Siempre es una buena idea hacerse la prueba del hipertiroidismo, una condición causada por un exceso de hormonas tiroideas circulantes.

  1. Dolor en las articulaciones y los nervios

Tanto el hipo como el hipertiroidismo, pueden causar dolor en los nervios. Mantener la tiroides saludable ha producido mejoras en los dolores en la muñeca y las sensaciones de hormigueo de algunas personas.

  1. Enfermedades del corazón

Las hormonas tiroideas juegan un papel directo en la salud del corazón, así que si padece una enfermedad del corazón, debe revisar el estado de su tiroides.

  1. Uñas frágiles y débiles

Las uñas que se agrietan o se escaman puede reflejar problemas de tiroides, dado que las personas con hipotiroidismo, a menudo, tienen uñas blandas y frágiles. Además, las personas con hipertiroidismo suelen tener uñas que salen de la cama de la punta de dedo. En ambos casos, la piel seca y el cabello quebradizo suelen acompañar estos síntomas.

  1. Ansiedad y desequilibrios del estado de ánimo

Las hormonas juegan un papel muy importante en la manera cómo alguien se siente. Tener unos niveles bajos de hormonas, como es el caso del hipotiroidismo, pueden hacernos sentir con el ánimo por el suelo. Por el contrario, un exceso de hormonas puede resultar en ansiedad o ataques de pánico.

  1. Aumento o pérdida de peso inexplicable

Si ha perdido o ganado peso y no puede explicar por qué, podría ser su tiroides. El metabolismo depende directamente de la actividad de las hormonas. Un cambio repentino en el peso, hacia arriba o abajo, puede ser una indicación de un desequilibrio de la tiroides.

  1. Fatiga constante

Sentir fatiga constante es un problema común que a menudo se pasa por alto. Muchos adultos jóvenes consideran que la fatiga y la falta de energía es un síntoma de su estilo de vida; pero si usted tiene una rutina establecida y duerme de manera regular, no debe ignorar la fatiga crónica. Si duerme unas 7 u 8 horas y no es suficiente, podría ser un síntoma temprano de un problema de tiroides. A quienes sufren de hipertiroidismo les puede resultar difícil conciliar el sueño, algo que puede ser difícil de remontar durante las horas del día.

  1. Libido baja

Dado que la tiroides tiene que ver con las hormonas, no es ninguna sorpresa que hombres y mujeres experimenten problemas con sus órganos reproductivos. Las mujeres pueden tener menstruaciones más frecuentes y más largas con niveles hormonales bajos y menstruaciones más cortas y menos fuertes – o incluso perder un ciclo completo- si tienen demasiadas hormonas circulantes. La fertilidad también puede ser un problema. Los hombres experimentan infertilidad, disminución de la libido e incluso, pueden desarrollar un agrandamiento de las mamas cuando las hormonas sexuales y la tiroides se desequilibran.

  1. Problemas intestinales

El síndrome del intestino irritado no siempre es debido a la dieta. De hecho, puede ser causado por desequilibrios metabólicos. Esto impide que las enzimas necesarias lleguen al intestino para ayudar a la digestión. Si el estreñimiento, la diarrea, o síndrome del intestino irritado son problemas recurrentes y las terapias no le están ayudando, puede ser hora de considerar revisar su tiroides.

  1. Debilidad

Los desequilibrios hormonales no vienen solos, a menudo, conducen a otros desequilibrios en todo el cuerpo, y una disminución extrema en los niveles de energía es uno de los comunes. La tiroides, el metabolismo y los niveles de energía están todos conectados. Si usted duerme lo suficiente, sigue una dieta equilibrada y, de manera rutinaria, proporciona la nutrición completa que necesita su cuerpo para realizar sus funciones, y todavía se siente débil, es el momento de considerar las posibilidades subyacentes y su tiroides es una de ellas.

 

 

 

Fuentes: masendocrino.com / global healing center